miércoles, 9 de febrero de 2011

La Hija Lectora




Luego del divorcio de sus padres , la niña sintió al repercusión de tal tmabién en la economía.

Su madre le prodigaba alimento diario, ropa prólija, bien planchada,perfumada y almidonada, le enviaba a un instituto privado, a danzas, a pintura y a inglés.

Participaba enlos sociales queera invitada con presentes destacados sinser suntuosos.

De la mano conductora de su madre conoció museos, vió obras de teatro, y comedias musicales, fines de semana alñ are libre con vivisitas a exposiciones y ferias artesanales.

Tal conducción no descuido el habito a la lectura, por lo cuál se ocupo de formar una biblioteca importante, de variados autores nacionales , extranjeros, tradicionales y modernos, tanto en literatura, como teatro, filosofía, historia, entre otros, dónde la niña acudia a menudo y tomaba diferentes textos que leía, enriquecendo su vocabulario y conocimiento.
El esfuerzo de su madre era grande , tenía cuatro trabajos, sumados a la alaborde la casa, y la atención de la niña , la cuál ha sido llevada y retirada del colegio por su abuelo, padre de su madre en virtud de al actividad laboral de aquella.
Por las noches se quedaba cosiendo y bordando los trajes para danzas.

El domingo muy temprano hacia las comparas en ferias dónde se adquiría mejor mercaderia a mejor precio.
Y luego salían juntasa recorrer librerías o ferias de libros usados donde seadquirian a mejor valor.
La niña lectora leía todos lso días, y muchas noches antes de dormir también lo ahcia.
En suadolescencia aún leyo mas.
Hoy siendoa dultan tmabién lee y comparte con su amdre libros, siendo ella quién tambiénadquiera tales preciosos amigos que eseran ser leídos.
La hija prepara un café y toma un libro apra leer, mientras su madre prepara lel amte y hace lo mismo con una sonrisa.
Ambassemiran en complicidad or aquellos tiempos hoy de forma diferenes continúanasí.

Marita García

Esta basado en un pasaje de la vida porpia de la autora de este blog.





Premio al Lector


Regalo
Un libro abierto es un amigo que siempre espera ser leído.







Al llevarle quiza en él hay algo de mi ser...
para que recuerden que en Buenos Aires hay quién piensa en Vosotros!


Un cariño y mi paz

Marita García

***