jueves, 24 de julio de 2008

Carmen


Carmen estaba feliz, después de tantos años estaba embarazada, y en el otoño, cuando el paisaje se tiñe de ocres, nacía María, una bella niña sonrosada, tez blanca. Muchas rosas llegaron por esos días.
Su infancia transcurría feliz entre juegos, paseos y los cuidados que sus padres le prodigaban y la esmerada atención de su madre.
Un día de verano, el cielo de Carmen y de su hija se ensombreció.
El esposo abandonaba el hogar, y las dejaba desprovista de todo! Sin seguros, sin dinero, sin bienes... como era abogado, funcionario y tenía poder, hizo lo que le vino en gana, sin remordimiento alguno.
Carmen con su pequeña regresa a su casa de origen, inscribe a la niña en el colegio Católico dónde ella curso todos sus estudios; y pone en práctica todo aquello que una vez y hacía ya mucho tiempo le enseñara su abuela, una Asturiana de Rango, fabricando panes y cantando bellas canciones de “sua terra.”
Se levantaba de madrugada y fabricaba empanadas para vender, por la tarde daba clases, y a la noche, tres veces por semana iba a la facultad. Los fines de semana por la mañana vendían tortas y empanadas en confiterías y de tarde sus tejidos al crochet en boutiques.
Llegaron las vacaciones de invierno, el padre de María la visita y la lleva a pasear.
No la regresa.
Su madre comienza una búsqueda despiadada, todas las puertas se le cierran, no obtiene información, nadie la ayuda, noches de insomnio, y rogando a la Virgen de Covadonga, por su niña.
La noche la encuentra prácticamente desvanecida de cansancio y sollozos sin lágrimas recuerda...a su abuela asturiana… y dice suplicante con voz quebrada”si te hubiese hecho caso querida abuela asturiana, a vos no te gustaba, vos, no, no querías que saliera con él, menos cuando me casé, me lo dijiste, me advertiste, y no te hice caso…pero tengo a María…sabes la t…. e …..n………..g………………..o; Ayúdame Ita querida, por favor ayúdame!, no me abandones, sola no puedo, y hay tanto, tanto dolor en mí, me duelen las entrañas, me robaron a mi hija, a mi hijita, mi hija del alma, y….y…. no puedo más!
Se adormece entre cobijas arrugadas, almohadas húmedas por enjuagar su ahogado sollozo y se deja ir. Se Adormila, no duerme.
En ese estar le aparece de un tiempo lejano la abuela, trayéndole la estampita de la Virgen de Covadonga como regalo para su hija...
Al despertar se levanta busca la estampa y le reza, y toma una decisión. Dispuesta a todo, denuncia por medio, periodistas, y oraciones, y es entonces que su hija llama por teléfono diciendo que esta en Chile con su papá.
Allá va Carmen con un bolso al rescate.
De regreso, recomienza la actividad normal. Pero nota que cada vez que sale a trabajar la siguen, además de escuchas en el teléfono, y una suerte de seguimientos no claros. Igualmente continúa su vida.
Llega fin de año, y en las vacaciones de verano, su esposo vuelve a secuestrar a la niña.
Esta vez no ha sido tan sencillo en virtud que ya Carmen su madre estaba alerta y se aseguró que la devolviera a tiempo y forma.
Así sucedió.
En la pascua del año 1992 otro hecho acontece una amenaza a Carmen telefónica y un avasallamiento sistemático a su persona.
No tenía paz ni había tregua.; sí una campaña rigurosa para destruirla, con complicidad de profesionales.
Ella no titubeo, saco de dentro de sí toda su valía y amedentro a las circunstancias, expuso su caso a autoridades competentes, dio aviso a las entidad educacional dónde concurría su hija, realizó las denuncias.
No obstante en un día como otros tantos que salió de su casa hacia su trabajo. A poco de llegar, le avisan que han secuestrado a su hija.
Regresa.
No tenía lágrimas, arremetió nuevamente, y al dar la cara a la prensa, antes de saberse públicamente el hecho, le notifican que no lo haga que su hija esta por arribar a su hogar, realiza la llamada para comprobar, y la niña estaba por merendar.
Cuelga el teléfono, vuelve a su casa, abraza a su niña, y le a las gracias a la virgencita…
No puede llorar.
Sobreviene un tiempo de paz, que poco duro, en virtud que la amenaza cayó sobre ella misma.
Un día sorpresivamente el padre visita a su hija, le lleva un gran conejo de peluche y pide hablar con Carmen.a solas; en tal encuentro se abalanzo sobre ella y la somete con un revólver en la nuca.
.Ella se defiende, y familiares acuden a solventar el episodio.
Es entonces que Carmen toma la decisión esta es la última vez,
No lo detuvieron, pero tuvo restricciones para acerarse a ella., como también otras medidas de seguridad.
A la mañana siguiente Carmen preparó panqueques a la asturiana, té con leche caliente y miel, y “Torta Matilde”, y ambas madre e hija desayunaron en una cálida mañana de sabado.
Luego se mudaron de ropa, y salieron de paseo, conversando, y regalándose mimos y risas.
Transcurrieron varios años con mucha lucha, hoy María tiene veinticuatroaños y esta finalizando sus estudios universitarios, tiene una buena relación con su papá.
Carmen es una madre orgullosa, con ricos recuerdos, que profesa un gran amor a su Abuela, una Asturias de rango Y valía!, que es amiga, y siempre, siempre esta con los brazos expandidos para dar, es mediadora por la Paz mundial, Especialista en Relaciones Públicas, con una Maestría en Ceremonial y Protocolo, Docente., Escritora y Artísta Plástica , Auxiliar en kinesiología

y es la autora de este Blog.

*******************************************************

Ir a :

www.lasrecetasdelaabuela.blogspot.com

Y leer :"recetas Asturianas"

www.walktohorizont.blogspot.com

Y leer:" Vitaminas para el Alma"

www.newartdeco.blogspot.com

Y leer "Arte Filosófico"

www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

Ver y retirar Premio- Obsequio

***************************************************